Wall Street abre con un descenso del 2,88% tras la quiebra de Lehman y la venta de Merrill Lynch

La Bolsa de Nueva York abrió hoy con un descenso del 2,88 por ciento en el Dow Jones de Industriales, tras la crisis en Wall Street generada por la quiebra de Lehman Brothers, la venta de Merrill Lynch a Bank of America y la búsqueda de una inyección de capital por parte de la aseguradora AIG.

Poco después de iniciarse la sesión en la Bolsa de Nueva York, el índice Dow Jones de Industriales, el más importante de Wall Street, bajaba 91,52 puntos (-0,8%), pero inmediatamente después aceleraba su descenso.
Media hora después de la apertura, el Dow Jones de Industriales descendía 328,77 puntos (-2,88%), hasta 11.093,22 unidades.

El mercado tecnológico Nasdaq perdía 44,48 puntos (-1,97%), hasta 2.216,79 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedía 30,98 puntos (-2,48%) hasta quedar en 1.220,72 enteros.
El índice compuesto NYSE, que agrupa todos los valores cotizados, bajaba 269,5 puntos (-3,33%), hasta 7.822,34 unidades

Wall Street abrió con sus principales indicadores en rojo después de un fin de semana de intensas negociaciones a varias bandas para tratar de resolver la crisis del sistema financiero estadounidense.
La Bolsa de Nueva York (Nyse) confirmó hoy que Lehman Brothers continúa cotizando y que Goldman Sachs asumirá la responsabilidad de los activos en los que Lehman Brothers MarketMakers servían como especialistas.

Las acciones de Lehman Brothers, el cuarto banco de inversiones de Estados Unidos, bajaban un 91,78 por ciento, hasta los 29 centavos.

El malogrado banco de inversión se declaró en quiebra después de que el domingo fracasaran las conversaciones entre las autoridades económicas de EE.UU. y representantes de las principales entidades financieras para encontrar un comprador.

Los títulos de Bank of America bajaban un 16,21 por ciento mientras que los de Merrill Lynch subían un 24,81 por ciento, después de que el primero comprara al segundo por 50.000 millones de dólares.
Todos los ojos en Wall Street miran hoy a la aseguradora American International Group (AIG), que trata de evitar a toda costa que las agencias de calificación de riesgo bajen la recomendación de compra de sus acciones.

Los valores de AIG, que la semana pasada perdieron un 45,6 por ciento y en lo que va de año un 79,2 por ciento, descendían tras la apertura de Wall Street un 49,84 por ciento, hasta los 6,09 dólares.

Las obligaciones a diez años subían en el mercado secundario de la deuda y ofrecían una rentabilidad, que se mueve en sentido contrario, del 3,63 por ciento frente al 3,72 por ciento del cierre del viernes.

Escribe un comentario