Michael Jackson se expone a perder su rancho ‘Neverland’

Michael Jackson se enfrenta al embargo y posterior subasta pública de su rancho Neverland, con parque de atracciones incluido, si no paga antes del próximo 19 de marzo 16,4 millones de euros.

El excéntrico ‘rey del pop’ no vive en esta residencia desde que fue investigado hace dos años por supuestos abusos infantiles, lo que no le impide acumular una cantidad importante de deudas en concepto de mantenimiento de los salarios de sus empleados y distintos seguros. Al intérprete de ‘Thriller’, –el album pop más vendido de la historia y del que se han cumplido ahora 25 años con una edición especial que se ha colocado en lo más alto de las listas de ventas–, se le identifica con Neverland desde que adquiriese esta propiedad hace dos décadas con la intención de convertirlo en un paraí­so para los niños, pero que ha terminado por transformarse en un sí­mbolo de la decadente carrera del ‘rey del pop’.

Inspirado en ‘Peter Pan’ para darle nombre, Jackson ordenó construir incluso un parque de atracciones y un zoológico en una finca de 11 kilómetros cuadrados comprada por 28 millones de dólares, unos 18,5 millones de euros. Sin embargo, el cantante tendrá que ver cómo su rancho sale a subasta pública si no paga antes del próximo 19 de marzo una deuda contraí­da por valor de 24,5 millones de dólares (16,4 millones de euros), según informaciones de Fox News recogidas por otr/press.El documento al que tuvo acceso la cadena estadounidense recuerda a Jackson que no ha hecho los pagos correspondientes por una vivienda, convertida en la sombra de lo que fue, en la que no queda ni un animal.

MUNDO PARA NIÑOS

Para Jackson, Neverland simboliza “la tierra que nunca pudo tener”, tal y como lo señaló tras adquirir la finca. El cantante del disco más vendido de la historia creó un “mundo de imaginación”, “del entretenimiento”, en el que no exista “conciencia del tiempo”.

Sin embargo, desde que en 2005 tuviese que sentarse en el banquillo de los acusados para defenderse de acusaciones por abusos infantiles, Michael Jackson ha evitado regresar a la casa que, a los ojos del mundo, representa rumores nunca confirmados de pedofilia. Las cámaras de televisión lograron hace años entrar en este hasta entonces sellado rancho para mostrar su interior, decorado con distintos motivos infantiles.

Lejos de enseñar una casa acogedora, las imágenes hací­an de Neverland unas instalaciones tétricas y oscuras, con gran cantidad de muñecos en distintos puntos de la vivienda y decoraciones extrañas muestra de la excentricidad del cantante.

Escribe un comentario