“Lo primero que quiero hacer es ir a la playa, extraño su sonido y olor”

¿Dónde y con quién tiene lugar este encierro? En casa, en Lugo, con mi esposo.
¿Tienes una mascota? ¿Pudiste salir durante el parto? No tengo. Lo seguí estrictamente, excepto por las necesidades que una persona mayor en la familia pudo haber tenido.
¿Cómo te va día a día? En lo que me conviene, tengo suerte. Me encanta leer, me encanta el cine y me beneficié de él, pero realmente extrañé poder caminar, es algo que tengo que hacer con receta y también me encanta. Si hubiera podido caminar un poco todos los días, incluso si estuviera en el medio de la montaña, es mucho mejor, pero no fue algo que para mí representara un gran esfuerzo.
¿Has aprovechado estos últimos días para salir? Si claro. Ya salía a caminar todos los días en mi momento relevante, y un poco más (risas). Aproveché los magníficos espacios verdes que tenemos tan cerca.
Cuando termina el encarcelamiento. ¿Qué es lo primero que planeas hacer? De hecho, lo que más me gustaría es poder ir a la playa. He vivido en Lugo toda mi vida pero no soy de aquí, vengo de A Coruña y extraño mucho el sonido y el olor del mar. Creo que será lo primero que haré, aunque supongo que será en la costa de Lugo debido a los viajes en la provincia.
¿Una lección que aprender de estos dos meses de confinamiento en el hogar? Más que una lección, aseguré mis principios. He basado mi vida en tres principios: solidaridad y, teniendo en cuenta mi profesión, innovación e investigación. Hay tres principios que se han arraigado en la sociedad en este momento.
La tecnología nos ha ayudado a mantenernos conectados a todos. Claro. Los grupos de WhatsApp fueron esenciales. En mi caso en particular el de los archiveros de España, por las dudas del trabajo que ya hemos resuelto. En cuanto a las videollamadas, incluso tomé cursos en las plataformas habituales.

Escribe un comentario