La UE y EEUU abren la segunda fase de las negociaciones sobre cielos abiertos

La Unión Europea (UE) y EEUU lanzaron hoy en Brdo (Eslovenia) la segunda fase de las negociaciones sobre la liberalización de la aviación transatlántica, con la dificultad en la pretensión de las compañías europeas de aumentar su participación en las estadounidenses.

La segunda ronda de las conversaciones sobre “cielos abiertos” se basa en un acuerdo que entró en vigor en marzo y que permite a las compañías aéreas acceder a cualquier ciudad estadounidense o de la UE desde el territorio contrario.

Proseguir con la liberalización y lograr un mercado libre entre los dos continentes es un objetivo común de las dos partes, según coincidieron sus representantes hoy en rueda de prensa al comienzo de la reunión, pero admitieron que las negociaciones podrían alargarse.

“El objetivo final es un mercado libre de barreras entre los dos continentes…creo que será posible tener todo acordado para la próxima década, no creo que podamos lograrlo antes de 2010”, comentó el emisario de EEUU ante la UE, Boyden Gray.

La parte más difícil de la segunda fase de las negociaciones sobre cielos abiertos la constituirá la posibilidad de compañías aéreas europeas de invertir en las americanas.

En este momento los extranjeros pueden obtener en compañías aéreas de EEUU hasta un 25 por ciento de las acciones, mientras que los americanos pueden comprar hasta un 49 por ciento de las compañías europeas.
“Creemos que uno de los obstáculos principales para la industria es la clara existencia de regulaciones nacionales restrictivas y probablemente obsoletas que impiden a los inversores entrar en el mercado de una forma mutuamente aceptable”, dijo el representante de la Comisión Europea, Zoltan Kazatsay.

En la reunión participan unos 90 representantes de países de la UE, de la Comisión Europea y EEUU, así como de la industria aérea europea y estadounidense.

Los representantes de EEUU y la UE coincidieron en que el Acuerdo sobre cielos abiertos que entró en vigor a fines de marzo ya ha dado unos resultados muy satisfactorios.
Según Daniel Calleja, director de Transporte Aéreo y jefe de los negociadores de la UE, “los beneficios del acuerdo son ya muy significantes y concretos, a pesar del poco tiempo” que está en vigor.

El número de vuelos entre la UE y EEUU previstos para verano de 2008 han aumentado el 8 por ciento en comparación con el mismo período de 2007, el número de vuelos de Heathrow (Londres) a EEUU aumentó en el 20 por ciento, y ha habido también un gran aumento de vuelos desde España, informó.

Añadió que el transporte transatlántico en los próximos 5 años podría aumentar por dos, con un beneficio adicional de 12.000 millones de euros y 80.000 nuevos puestos de trabajo.

Escribe un comentario